Consejos para planificar armarios y vestidores. Así lo hacemos nosotras.

Consejos para planificar armarios y vestidores. Así lo hacemos nosotras.

Con la llegada de Marie Kondo a nuestras vidas eso de ser ordenado ha dejado de ser una tarea eternamente procrastinada para convertirse en toda una prioridad. También ayudan a fomentar este deseo los preciosos armarios de Pinterest con su ropa bien organizada en lo que todo parece estar en su sitio.

Las dos cosas, método para ordenar y un armario bien pensado, son las claves para conseguir tener tu ropa siempre perfecta y localizada. De Marie no tengo que hablarte, seguro que ya sabes todo sobre su famosísimo método. Te hablaré, eso sí de armarios y vestidores. Cómo planificarlos y conseguir sacarles el máximo partido dejará a partir de hoy de ser para ti un secreto.

PASO 1: conoce tu ropa.

Esto es fundamental. Si vas a reformar el armario, lo primero que debes saber es qué tipo de ropa tienes. No es igual almacenar pantalones, que trajes de chaqueta. No es lo mismo tener muchas faldas que muchos vestidos. Quizá tienes alguna afición cuyo equipamiento requiere mucho espacio. Todo eso debes tenerlo muy claro antes de empezar a planificar tu armario.

¿Cómo lo hacemos nosotras? Midiendo. Pedimos a nuestros clientes que agrupen las prendas por tipo y las midan, anotando los resultados en una hoja Excel (o a mano, si te resulta más cómodo). 1 m de lineal de camisas y chaquetas, 2 pilas de 50 de cm de jerseys, 30 pares de zapatos… aunque creas que todos tenemos una cantidad y variedad de ropa muy similar, créenos, cada persona es un mundo.

Puedes aprovechar esta parte del proceso en la que entras en contacto con toda tu ropa para deshacerte de la que ya no te hace feliz o que, simplemente, ya no usas. Hará que las fases siguientes sean mucho más sencillas.

Diseñar bien un armario. Consejos para planificar interiores de armarios y vestidores. Tabla de ropa.

 

PASO 2: piensa en la forma en que la almacenas.

Esto también es muy importante porque quizá, la forma en la que guardas las cosas no te está ayudando a mantener el armario ordenado. Por ejemplo, los pantaloneros de percha permiten colocar muchos pantalones en poco espacio pero son terribles para mantener el orden. Para empezar, los modelos que estén debajo caerán en el más absoluto de los olvidos. Y los demás, simplemente caerán cada vez que intentes coger alguno.

Los pantalones están mucho mejor colgados individualmente en perchas de pinza o, como mucho, en pantaloneros frontales.

Algo similar sucede con las camisetas. Es cierto que el método de Marie, en las que se doblan ordenadas en cajones, ayuda muchísimo a que puedas verlas todas y es una solución que personalmente nos gusta. Sin embargo tienes que comprometerte a doblar las camisetas bien o lo que saques del cajón estará tan arrugado que simplemente, no te lo pondrás y volverá al cajón. Y, reconozcámoslo, seguramente de malas maneras y mucho peor doblado que al principio. ¿Has pensado en colgar las camisetas en perchas?

PASO 3: cruza el paso 1 con el paso 2.

Si lo que has medido es una pila de camisetas pero crees que vas a ganar orden si las cuelgas, haz el ejercicio de ver lo que ocupan colgadas. Ve ajustando así tu lista hasta que tengas muy claro cuánta ropa tienes y cómo la quieres almacenar en tu armario nuevo.

CONSEJO #01: no te dejes nada por anotar.

Lo peor que puedes hacer es olvidarte de una tipología de ropa o ignorarla porque tienes poca o crees que da igual cómo la guardas. Tienes que saber cómo vas a guardar todo. Los pijamas, la ropa de deporte, la de estar en casa, las bufandas, los guantes y los sombreros también cuentan. Incluso la ropa que tienes que procesar o revisar antes de guardarla. Si no tienen un sitio específico, generarán caos y desorden.

Aquí tienes la tabla que usamos nosotros rellena por uno de nuestros clientes. Puedes ver en la primera columna lo que ocupa aproximadamente la ropa, tanto colgada como doblada.

Al medir, obtienes de forma muy clara y visual la cantidad de espacio que necesitas para cada prenda. En este caso, la suma de barras con espacio para ropa larga debe ser de unos 2,2 m. De la misma forma, para ropa corta necesitaremos al menos 2,40 cm de barra. También sabemos que necesitamos 3,20 m de estantes (5 estantes de 60 cm o 8 de 40 cm).

Diseñar bien un armario. Consejos para planificar interiores de armarios y vestidores. Tabla de ropa.

PASO 4: empieza a planificar.

Llega el momento de poner cada cosa en su lugar. Tranquila, de momento solo sobre el papel. Haz unos dibujos a escala de los huecos en los que vas a instalar los armarios y empieza a armar el Tetris. Si la tabla indica que necesitas 4 cajones, dibújalo en el hueco de tu armario. Si tienes dos pilas de jerseys de 50 cm, reserva un par de estantes de esa altura. ¿Botas altas? Guárdales un hueco en la parte baja del armario. Así, poco a poco puedes ir ajustando el diseño hasta que se adapte a tus necesidades.

No tengas miedo a borrar y redibujar hasta que llegues a tu diseño perfecto.

El caso de antes se tradujo en esta versión de vestidor.

Diseñar bien un armario. Consejos para planificar interiores de armarios y vestidores. Tabla de ropa.

Diseñar bien un armario. Consejos para planificar interiores de armarios y vestidores. Tabla de ropa.

CONSEJO #02: piensa en los armarios de la casa en su conjunto.

Si estás planificando un solo armario, quizá es menos importante. Pero si estás considerando rehacer varios, piensa en cómo distribuir el almacenamiento conjuntamente. Quizá tus abrigos pueden estar en el vestíbulo, con los zapatos y no necesariamente en tu dormitorio. O tus trajes de fiesta pueden ir a una caja y permanecer en el altillo del cuarto de invitados (en serio, se usan una vez o dos, no merece la pena reservar para ellos un sitio cómodo).

Diseñar bien un armario. Consejos para planificar interiores de armarios y vestidores. Tabla de ropa.

CONSEJO #03: no te vuelvas loca con los accesorios.

Lo sé, son tentadores. Cajones supercompartimentados para relojes, perchas específicas para corbatas… parecen anunciar un mundo idílico de orden pero en realidad, son muy limitantes, además de caros. Un juego de cestitas dentro de un cajón convencional puede solucionarte la papeleta y cuando cambies de gustos, se adaptarán a ellos sin mayor problema.

De hecho, si optas por colgar pantalones y camisetas en perchas (además de faldas, camisas, chaquetas y demás), estarás simplificando mucho el diseño. Y eso te ayuda en esta fase, pero también después, cuando quieras encontrar algo en el armario.

Sin comentarios

Enviar comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.