Todo lo que debes saber antes de lanzarte a cerrar una terraza.

Todo lo que debes saber antes de lanzarte a cerrar una terraza.

¿Estás pensando en cerrar una terraza? ¿Crees que tu casa será más caliente o que ganarás espacio? Antes de dar el primer paso, lee lo que te contamos hoy. Cerrar es una buena opción si lo haces bien, pero puede ser un gasto innecesario si te equivocas. Toma nota.

Ahí va la primera gran verdad: colocar ventanas sobre el peto o la barandilla de la terraza sin más no aporta grandes mejoras. Se ha hecho durante años indiscriminadamente pero ten en cuenta algunas cosas:

  • Si lo haces con la intención de mejorar el confort térmico, piénsalo. El efecto invernadero que se genera al cerrar la terraza puede ayudarte mucho en invierno, pero en verano perderás la sombra que el alero de la terraza hace sobre el vidrio  y seguramente (dependerá de la orientación) te verás obligado a instalar un toldo o un aparato de aire acondicionado. Cambiar las ventanas que tienes por unas más adecuadas puede ser más eficiente y te costará mucho menos.
  • Si lo que quieres es ganar espacio, piensa ¿para qué lo vas a usar? El espacio que se gana a una terraza no da para mucho si no se integra de verdad con la estancia a la que pertenece. Si vas a cerrar con la intención de ganar metros cuadrados útiles hazlo, pero hazlo bien o acabarás teniendo un salón con vistas al trastero.
  • Si te encantan las terrazas y lo que quieres es disfrutarla todo el año, adelante. Unos buenos ventanales te permitirán usarla también en invierno. Eso sí, como te decimos más arriba, olvídate de usarla en verano si no instalas un toldo o un equipo de aire acondicionado. Amuéblala y decórala con cariño si no quieres que acabe siendo el almacén de todas esas cosas que no encuentran su sitio en el resto de la casa.
  • Una terraza es tu trozo de exterior privado. Valora si quieres renunciar a él y lo que te da a cambio. Una terraza exterior bien amueblada y decorada puede ser un maravilloso lugar de desconexión y disfrute. 

R de Room INTERIORISMO MADRID. Proyecto de reforma para una vivienda al sur de Madrid. Terraza acristalada con sillas Eames blancas y escalera de bambú de House Doctor.
R de Room cerrar una terraza CONSEJOS REFORMAS 03  R de Room cerrar una terraza CONSEJOS REFORMAS

Si lo que quieres es que tu salón o tu dormitorio sean más grandes y te animas a cerrar, sigue estos 6 consejos de experto y hazlo con criterio.

  1. Si de verdad quieres ganar espacio, elimina el cerramiento original o la reforma no tendrá el efecto que esperas. Eliminar el cerramiento casi siempre es posible si no hay muros de carga y la estructura es de pilares. Si tienes dudas de cuál es el sistema constructivo de tu casa, consúltalo con un técnico antes de hacer nada y ahórrate disgustos.
  2. Valora con un plano amueblado si el espacio que vas a ganar es de verdad útil. Muchas veces ganamos metros que por su situación o su forma son imposibles de utilizar.
  3. Aísla bien. Si eliminas el cerramiento para ganar metros debes reproducirlo en la nueva fachada o perderás confort térmico. Piensa que lo que estás haciendo es mover la fachada unos metros hacia fuera. Asegúrate de que la nueva hoja tiene el espesor y componentes adecuados o todo el calor se irá por los nuevos muros. Si tus vecinos de arriba y abajo no han cerrado, tendrás que aislar también el suelo y el techo.
  4. Piensa en la obra que conlleva. Como mínimo, además de las nuevas ventanas y la construcción del cerramiento, tendrás que reponer suelo y rodapiés y pintar. Probablemente también necesites incorporar algún punto de luz y tomas de corriente. Si vas a hacer una reforma integral, adelante. Si no, haz números, evalúa el tiempo que te va a llevar la obra y valora cómo te afectará si te quedas en la vivienda el tiempo que duren los trabajos
  5. Sigue las normas. Antes de hacer nada, consulta los estatutos de tu comunidad y la normativa urbanística. Cerrar casi siempre es viable pero en algunos casos, la edificabilidad está agotada y es ilegal. Tu comunidad tendrá también un protocolo a seguir a la hora de cerrar. Consúltalo y respétalo para ahorrarte problemas con tus vecinos.
  6. Pide una licencia. Cada ayuntamiento tiene una ordenanza distinta pero estas obras suelen tener carácter de obra menor. Si tienes cualquier problema con los vecinos o transeúntes, tener licencia te ahorrará muchos disgustos. Lo habitual es que te pidan un plano de la fachada con el antes y el después y el abono de las tasas (normalmente un porcentaje fijo sobre el presupuesto de ejecución material).

Ahora que tienes toda la información en tu mano es el momento de dar el paso. Si te animas a incorporar tu terraza a la casa y tienes dudas, consulta cómo podemos ayudarte.

Sin comentarios

Enviar comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.