¿Cocina abierta o cerrada? Así lo vemos como expertas en interiorismo.

¿Cocina abierta o cerrada? Así lo vemos como expertas en interiorismo.

Si estás pensando en reformar, te has planteado seguro si es mejor un cocina abierta o cerrada. De hecho, es muy posible que la opción de tener un espacio más amplio sea el origen de la reforma que tienes en mente. Y no nos engañemos; en las viviendas actuales, la oportunidad de ganar metros pasa casi siempre por plantear una zona de día estilo “open concept”.

Una generación entera ha crecido viendo películas y series americanas en las que la cocina siempre estaba abierta al salón y era el centro de las tramas más interesantes. Ten por seguro que eso ha calado hondo en todos nosotros. Aunque también tenemos grabado a fuego eso de que con la cocina abierta toda la casa huele mal, probablemente influidos por el poco y mal uso que se ha dado habitualmente a la campana extractora en nuestras viviendas. Sin duda, una lucha sin cuartel entre dos maneras de entender la casa: la típicamente americana y la típicamente española.

En el post de hoy respondemos unas cuantas preguntas acerca del tema. La mayoría son dudas de nuestros clientes y reflexiones que hemos tenido en nuestra mesa de trabajo, basadas en nuestra experiencia. Como usuarias, tenemos nuestra opinión, pero hoy te contamos cómo lo vemos como expertas. ¿Cocina abierta o cerrada?

cocina abierta o cerrada. Nuestra opinión y consejos como expertas

CUIDADO CON EL DESORDEN.

Créenos, si existe un problema en las cocinas integradas no son los tan temidos olores, es el desorden. La tecnología nos da armas eficaces para luchar contra los humos que genera la cocción de alimentos. Sin embargo nada (o muy poco) se puede hacer si tendemos a dejar las cosas en la encimera y no recogemos la cocina inmediatamente después de usarla.

Y esto, aunque parezca un problema, hace que tomar la decisión de si quieres cocina abierta o cerrada sea más sencillo. Mira tu cocina ahora y piensa si estás dispuesto a verla así mientras intentas descansar después de comer o cuando has terminado de cenar y te apetece ver una película. Si la respuesta es sí, adelante. Por el contrario, si el orden no es lo tuyo, valora si puedes cambiar ese hábito para obtener como contrapartida un espacio más amplio y agradable.

LO QUE PUEDES GANAR SI TE ARRIESGAS: UN ESPACIO MÁS AMPLIO Y LUMINOSO.

Abriendo la cocina al salón se consiguen dos cosas muy valiosas. Por una parte, continuidad visual, que aporta amplitud y, en muchos casos, luminosidad. Por otra, eliminar las barreras entre cocina y salón permite hacer un uso mixto de este nuevo espacio en el que los habitantes interaccionan. Se logra que las personas que cocinan ya no están aisladas del resto.

Es justo aquello que valorábamos tanto en las “sitcom” americanas. Por ejemplo, la isla de la cocina puede convertirse en una mesa perfecta donde trabajar con un portátil mientras charlas con quien prepara la cena. O la barra donde tomas una copa de vino con tus invitados mientras se ultiman los detalles de una comida. En definitiva, una isla puede ser un buen punto de encuentro en la vivienda. La recomendación es no usarla solo para cocinar.

ABRIR EL ESPACIO O SOLO LA VISUAL.

Cuando se trata de integrar espacios, tenemos dos opciones. Podemos integrarlos sin ninguna barrera física o a conectarlos solo visualmente.

Si dejamos el espacio abierto sin barreras, lo habitual es que sea la isla o la península de la cocina la que articule el espacio entre la cocina y el estar. Aprovechar para poner una barra con taburetes es una buena opción para crear un espacio intermedio de encuentro.

En los casos en los que preferimos un espacio compartimentado aunque unido visualmente, el uso de la cristalera es una tendencia al alza. Las campanas extractoras no tienen nada que ver con las de antaño (ahora no hay problemas con la extracción de olores y son silenciosas). Aún así, en España todavía hay cierta reticencia a dejar la cocina completamente abierta al estar. Por eso se opta por este tipo de soluciones intermedias. Garantizan la continuidad visual pero separan físicamente la cocina del estar.

cocinas abiertas o cerradas, nuestra opinión y consejos de expertas

CUÁL ES MÁS RECOMENDABLE.

En espacios pequeños, la mejor opción es integrar cocina y estar, sin ningún tipo de elemento de separación. Con una buena distribución que optimice los espacios de paso se puede conseguir que la amplitud se multiplique sorprendentemente. Sin embargo, cuando se dispone de bastante superficie es una opción personal. Depende mucho de cómo son los habitantes de la casa y cómo usan la cocina. Como te explicábamos más arriba, tener una zona de trabajo abierta requiere mantener el orden y la limpieza a raya. A nadie le gusta ver desde el sofá una cocina desordenada.

SI TE DECIDES A ABRIR, TEN ESTO EN CUENTA.

Si finalmente optas por una cocina abierta, hay varias cosas que debes cuidar para que el resultado sea el esperado. Ten en cuenta que, si no lo haces bien, corres el riesgo de que tu soñado “open concept” se parezca más al apartamento en la playa de tus padres que a la imagen idílica que ves en las revistas. Lo ideal es contar con ayuda de un experto. Si vas a afrontarlo por tu cuenta, sigue estos consejos:

1. CUANDO TIRES LAS PAREDES PUEDEN APARECER SORPRESAS.

No dejes nada al azar. Mide y dibuja sobre un plano cómo va a ser el resultado antes de empezar a tirar tabiques. Puede que, por la configuración de tu espacio, unir espacios no te aporte lo que esperas. O puede que complique la distribución del salón hasta hacer la propuesta inviable. Puede ocurrir también que la pared albergue una instalación importante o desniveles de pavimento que multipliquen el presupuesto que debes destinar a la reforma. Lee este post donde entramos en detalle y no dejes que se te escape nada.

2. CUIDA LOS ACABADOS Y LA ILUMINACIÓN.

Ten en cuenta que para que el espacio parezca único, los acabados también deben serlo. Si cambias el suelo y los acabados de las paredes de forma drástica, seguirás teniendo la cocina delimitada, aunque solo sea visualmente.

También la iluminación es sumamente importante. Diseña una iluminación uniforme en toda la estancia. Piensa a la vez que necesitarás algunos puntos de luz específicos de cocina y otros diferenciadores que le den carácter. Además, claro, de su propio hilo, para que puedas pagar la luz cuando quieras de manera independiente.

Cocina abierta o cerrada. Nuestra opinión y consejos como expertas.

3. ELIGE LOS MUEBLES DE COCINA COMO SI FUESEN UNA PIEZA MÁS DEL SALÓN.

Cuando diseñes el salón, cuenta con que la cocina es una pieza más del amueblamiento. Tenlo presente cuando elijas los frentes de los armarios y la encimera. También te ayudará mucho panelar los electrodomésticos para lograr este efecto de continuidad.

4. ELIGE UN CAMPANA EXTRACTORA POTENTE Y ÚSALA BIEN.

Usar bien la campana es otra de los grandes retos a los que vas a enfrentarte. Muchos de los malos olores que nos acompañan tradicionalmente en las cocinas son fruto de una ventilación inadecuada. Por simplificar, cuando ventiles porque estás cocinando, hazlo con la campana. Es la única que te asegura que los olores se extraen. Si abres la ventana de la cocina esperando que se vaya el olor de la comida, lo más probable es que la ventilación cruzada lo acabe repartiendo por toda la casa. El salón olerá a tu cena y probablemente, también a la de tus vecinos.

5. EVITA LAS CAMPANAS ESCULTÓRICAS.

Hablando de campanas, si apuestas por un modelo empotrado en techo, por ejemplo, te aseguras que la campana apenas se ve. Además, puedes aprovechar para descolgar unas bonitas lámparas sobre la encimera. No te preocupes por la eficacia, funcionan perfectamente.

6. ESTUDIA MUY BIEN LA DISTRIBUCIÓN.

No sacrifiques el triángulo de trabajo y piensa si tener la zona de cocción cara a la pared. Es tentador para evitar salpicaduras pero no es la mejor opción para integrar los espacios y lograr el espacio social que te comentábamos más arriba. Cocinar mirando a la pared se parece mucho a lo de siempre, por mucho que la cocina esté abierta.

Esperamos que ahora lo tengas un poco más claro. Ya tienes toda la info para tomar tu decisión con conocimiento de causa y sin arrepentirte. Ya nos contarás después de leer, si eres de cocina abierta o cerrada.

Sin comentarios

Enviar comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.