Pros y contras de instalar puertas correderas. Desmontamos todos los mitos.

Pros y contras de instalar puertas correderas. Desmontamos todos los mitos.

Tras darte un largo paseo (visual) por Pinterest lo tienes claro: a tu casa le faltan puertas correderas. No hay apartamento escandinavo que no las incluya. Además, prometen aprovechar mejor el espacio y favorecer la continuidad visual cuando están abiertas. Está claro, son fotogénicas y quedan muy bien en Pinterest pero, ¿realmente es oro todo lo que reluce?

Nosotros creemos que no, al menos no siempre. Hoy te damos las claves para que tomes la decisión correcta y la foto no te estropee tu comodidad diaria. Tu casa debería ser funcional y confortable, no solo una bonita foto para tu Instagram. Al menos, así proyectamos nosotras. La estética es importante, pero no puede comprometer la habitabilidad de tu casa y el bienestar de tu familia.

R DE ROOM pros y contras de las puertas correderas.

VENTAJAS DE INSTALAR UNA PUERTA CORREDERA.
  1. Uno de los pros de las puertas correderas es que, a priori, consiguen fusionar espacios y dar mayor amplitud a las estancias que las comparten. En definitiva, el primer espacio que encuentras se suma al segundo. Esto se ve mucho en pequeños apartamentos de estilo nórdico donde la zona de noche se separa con correderas y, durante el día, se dejan abiertas para que la sensación de continuidad visual y luminosidad sea mayor.

Las puertas correderas, efectivamente, pueden ayudar a agrandar los espacios. Pero no te engañes, hay bastantes condicionantes para que eso funcione. Aquí van unos cuantos:

  • Deben ser anchas. La típica puerta de 72 cm de paso no proporciona continuidad alguna. Al menos, no más de la que genera una puerta abatible convencional cuando está abierta.
  • Deben ser de suelo a techo. Olvida los modelos estándar con dinteles de 2 m. Con dinteles bajos estamos exactamente en el caso anterior.
  • Las estancias que comunique deben tener el mismo tipo de suelo y la misma altura de techos. De nada sirve que comuniques dos espacios si estos son claramente diferentes.
  • Y por último, es preferible que las puertas sean del mismo color que las paredes.

R DE ROOM pros y contras de las puertas correderas.

Cumpliendo todos estos requisitos, la continuidad espacial sí existe cuando se dejan abiertas. De situaciones como esta surgen precisamente las fotos más bonitas en Pinterest.

  1. Las puertas correderas pueden ser muy útiles cuando necesitas aprovechar y usar con frecuencia también el espacio que ocupa la puerta abatida. Es el caso de los vestidores y despensas en los que detrás de la puerta tienes espacio de almacenamiento. La puerta corredera te evitará tener que cerrar cuando entras para acceder a lo que queda detrás. En esos dos casos, puede resultar práctica. Además, los inconvenientes que señalaremos más adelante son menos acusados.
  2. Baños muy pequeños y aseos donde, literalmente, una puerta abatible no se podría abrir. Sucede en cuartitos con poco fondo o donde el inodoro o el mueble del lavabo interrumpen la trayectoria de abatimiento de la puerta.

 

ANTES DE INSTALAR PUERTAS CORREDERAS, PREGÚNTATE SI REALMENTE LAS NECESITAS.

Ya hemos visto que las puertas correderas tienen sus ventajas, pero te recomendamos que no te lances a la piscina a lo loco. Antes de decidir si las instalas en tu casa, piensa en cómo vives. Y no solo a corto plazo. Piensa también de cara al futuro.

¿Vives solo? ¿Pasas poco tiempo en casa? ¿Apenas cocinas? Entonces seguramente te parezca buena idea dejarlo todo abierto. Pero piensa que tal vez dentro de unos años tengas una familia y necesites aislarte. Quizá cocines más y te molesten los olores. A lo mejor con el tiempo decides trabajar desde casa y necesites silencio absoluto. Tu estilo de vida puede cambiar y, por ende, tus necesidades.

A no ser que realmente tengas un baño minúsculo y la única solución sea la puerta corredera, o bien no te preocupen ciertos inconvenientes y quieras instalar puertas grandes y hasta el techo, las puertas abatibles suponen menos quebraderos de cabeza, créenos.

R DE ROOM pros y contras de las puertas correderas.
INCONVENIENTES DE LAS PUERTAS CORREDERAS

Todos los arquitectos durante la carrera hemos experimentado la fase de “locura” por las puertas correderas. ¡Las utilizábamos sin ton ni son en todos nuestros proyectos! Con la promesa de crear estancias continuas y optimizar el espacio en vivienda pequeña, las puertas correderas eran un auténtico comodín. Con el tiempo fuimos aprendiendo mejores recursos para conseguir todo eso sin tener que recurrir (siempre) a ellas. ¿Por qué? Estos son sus principales inconvenientes:

  • Las puertas correderas no son acústicamente estancas. Vamos, que oirás y te oirán. Y se nos ocurren algunas situaciones en que puede ser “incómodo” que te oigan. Por ejemplo, entrar al baño o mantener una conversación privada. No resultaría agradable, ¿verdad? La pérdida de intimidad es notable.

Si eres de los que trabaja en horario nocturno y duermes de día, estudias o trabajas en casa, o, por qué no, cuando las circunstancias requieran paz y tranquilidad (como al estar enfermo), no querrás oír a los demás habitantes de la casa. Las puertas correderas no aíslan lo suficiente como para evitar ruidos indeseados.

En un hogar se generan también ruidos propios que no son agradables de escuchar, como la lavadora o lavavajillas en la cocina o el robot aspirador limpiando en otras estancias. Con una puerta corredera, aislarse en estos casos no es posible.

R DE ROOM pros y contras de las puertas correderas.

  • No son nada cómodas de manipular porque deslizar es menos ergonómico que abatir. Un caso drástico son las cocinas, de donde entras y sales con cosas en las manos. En estos casos olvídate de ayudarte del pie o del codo como haces con una puerta convencional. Seguro que has experimentado la incomodidad de uso de este tipo de puertas. En los aseos de algún restaurante, por ejemplo, donde suelen ser bastante típicas.
  • Salvo casos muy drásticos en los que hay tan poco espacio que no es posible el abatimiento (vestidores, aseos muy pequeños, trasteros, despensas) no ahorran espacio. El hueco que necesita un puerta abatible para poder abrirse, lo necesitas tú para pasar y, sí o sí, tiene que quedar libre.
  • Como ya te apuntábamos en los pros, no comunican las estancias más de lo que lo haría una puerta convencional abierta. Si queremos ese efecto, debemos pensar en tabiques correderos. Las puertas cassoneto convencionales, desde luego no lo consiguen. Esto es especialmente peligroso en algunos casos en los que pueden llegar a comprometer seriamente el amueblamiento.
  • Uno de los inconvenientes que la gente suele desconocer de este tipo de puertas es que impiden usar la pared en la que se empotra la hoja. No pueden pasar instalaciones ni podemos colgar nada en ellas. Esto en un salón puede ser poco importante, pero en los baños, por ejemplo, a menudo dificulta mucho la distribución.
  • Además, son más caras. No la puerta en sí, sino el premarco, que puede multiplicar hasta 10 el precio de uno convencional. Por eso, si no estás seguro de necesitarla en algún caso especial, mejor opta por una abatible e invierte mejor tu presupuesto.

La puerta corredera con una guía externa en la parte superior del tabique es más económica. Sin embargo, cuando se encuentra abierta, inutiliza el espacio de pared que ocupa. Olvídate de colocar junto a esa pared algún mueble o los mecanismos eléctricos.

En definitiva, queremos que te quedes con un par de ideas para valorar si una puerta corredera es la idónea para cubrir tus necesidades. Su empleo no está lo suficientemente justificado salvo para vestidores, o en aseos que no tenga espacio de giro una abatible. Ahí sí pueden hacer un gran servicio. Sobre todo, ten en cuenta que son poco útiles en el uso cotidiano. Si es una zona de paso muy habitual, aún menos.

Últimamente hay una tendencia en puertas correderas con rieles de acero vistos y, que como hemos mencionado anteriormente, comprometen el poner un mueble junto a esa pared sobre la que desliza la puerta. Nos llama la atención el uso de puertas tipo “granero” a las que también se les coloca espejo. Como te decíamos al principio, piensa globalmente en tus necesidades. Intenta que una bonita foto no te haga más incómoda la vida diaria en tu hogar.

Pueden quedar genial las puertas de este estilo con rieles metálicas en un loft en el Soho de estilo industrial. Puede que en tu casa, no sea lo mismo. Sé realista 😉

 

Sin comentarios

Enviar comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.