10 trucos de experto para que tu casa parezca más grande.

10 trucos de experto para que tu casa parezca más grande.

R de Room TRUCOS CASA GRANDE_INTERIORISMO_CONSEJOS_ABMIENTE BLANCO

Un truco para iniciados: para ganar espacio visual, apuesta por muebles ligeros que dejen ver el suelo a través de sus patas.

R de Room_TRUCOS CASA MÁS GRANDE_INTERIORISMO_CONSEJOS_AMBIENTES BLANCOS_02

Truco para neófitos: la envolvente blanca multiplica la luz y aumenta la sensación de espacio.

R de Room_TRUCOS CASA MÁS GRANDE_INTERIORISMO_CONSEJOS_USAR TABURETES 04

Sólo para expertos: apuesta por muebles versátiles, convertibles y apilables. Un sencillo taburete puede ser tu aliado perfecto.

R de Room_TRUCOS CASA MÁS GRANDE_INTERIORISMO_CONSEJOS_USAR ESPEJOS_02

El truco por excelencia: añade espejos a la decoración.

R de Room_TRUCOS CASA GRANDE_INTERIORISMO_CONSEJOS_BIBLIOTECA EN PASILLO

Aprovecha cualquier rincón para almacenar y liberar espacio. ¿Has pensado que puedes usar el pasillo como biblioteca?

Seguro que alguna vez has pensado que tu casa no es tan grande como te gustaría. No te preocupes, como expertos conocemos muchos trucos que puedes aplicar para que, aunque dispongas de pocos metros, no se note que tu vivienda es pequeña. No te pierdas nuestro post de hoy porque te desvelamos todos los secretos que los interioristas nos guardamos en la manga para que las casas parezcan mucho más grandes.

¿Quieres que tu casa parezca más grande? Te revelamos nuestros secretos de interiorista. Clic para tuitear

LOS DE SIEMPRE:

  1. El truco por excelencia: pintar de blanco. No por ser vox pópuli deja de ser muy efectivo. Las estancias luminosas siempre parecen más grandes de lo que son. Y en este efecto óptico el blanco tiene mucho que ver. Imprescindible. Si te asusta porque temes que tu casa pueda parecer fría, aquí te damos algunos trucos infalibles para tener una casa cálida sin tener que renunciar a pintarla de blanco.
  2. Incorpora espejos a la decoración. Pero hazlo con mesura. Los espejos grandes, especialmente en los que te ves cuando no te quieres mirar, son incómodos para los habitantes. ¿Un truco? Apóyalos sobre algún mueble y haz que queden ligeramente inclinados. Así reflejarán la parte superior de la habitación y no te verás si no quieres. Si además consigues orientarlos de manera que reflejen el exterior, multiplicarás la luz y eso también hará que la vivienda parezca más grande.

PARA INICIADOS:

  1. Todo es cuestión de proporción. Puede parecer una cuestión baladí pero a la hora de elegir mobiliario para viviendas pequeñas hay que ser especialmente cuidadoso con las dimensiones de los muebles. De esta manera conseguiremos un equilibrio entre el espacio amueblado y el espacio libre y no aumentaremos la sensación de vivir en una casa pequeña. Recuerda, lo que te parece pequeño en la tienda puede que no lo sea tanto en tu casa; es imprescindible medir y comprobar en casa que el mueble nos cabe y deja suficiente espacio alrededor. También es importante que el diseño del mueble esté optimizado. Por ejemplo, a la hora de elegir un sofá, es básico no perder centímetros en un respaldo o reposabrazos muy anchos. ¡Todo cuenta!
  2. En los muebles, opta por diseños ligeros. Mejor olvidarse del típico sillón orejero que llega al suelo. En su lugar conviene buscar una butaca con patas finas. Cuanto más suelo se vea, más sensación de amplitud tendremos. Lo mismo ocurre con las lámparas. Las de diseño alámbrico, además de ser una tendencia de las que pega fuerte esta temporada, permiten ver a través de ellas cuando no están encendidas. Ayudan a liberar el espacio visual.
  3. Busca muebles ligeros, extensibles, plegables y apilables… En definitiva, versátiles. Por ejemplo, es genial poder utilizar una mesa auxiliar como taburete improvisado, de reposapiés o como peana de una preciosa planta que te acaban de regalar. Además de cómo mesa de centro, por supuesto.

TRUCOS DE EXPERTO:

  1. Optimiza las zonas de paso. ¿No sabes cómo decorar el pasillo? Incorpora unas baldas y haz de él tu pequeña biblioteca. Seguro que hay muchos libros de pequeño formato que no sabes dónde poner. Unas cuantas baldas de 10-15 cm de espesor ayudan con el almacenamiento y consiguen que un pasillo deje de ser aburrido.
  2. Armarios y puertas blancas y lisas (sin relieves). Con esto se consigue eliminar referencias de escala. Todos sabemos cómo es de grande una puerta o un armario y eso hace que nuestro ojo haga un cálculo inconsciente del espacio. Si los armarios y puertas son blancas, se consigue engañar al ojo humano y todo parece más grande.
  3. Eliminar puertas siempre que no sean necesarias. Así conseguimos comunicar estancias que en cierto modo están relacionadas; recibidor y salón o cocina y comedor. Este truco es muy útil en las viviendas con doble orientación. Al comunicar estancias que den a ambos lados se consigue una iluminación natural buenísima durante todo el día.
  4. Evita las cornisas. Recargan el espacio y hacen que los techos parezcan más bajos. Piensa que si habitualmente se utilizaban en casas con techos altos, por algo será.
  5. Suelos continuos. No conviene cambiar el tipo de suelo en las diferentes estancias de la casa. Actualmente hay tratamientos para los pavimentos laminados que permiten colocarlos en la cocina o en el baño. Si la primera esta está comunicada con el salón se conseguirá una sensación de que la superficie es mucho mayor.

¿Te han resultado útiles nuestros consejos? Seguro que hay muchos que puedes poner en marcha en tu casa. Si no te quieres perder ninguno de nuestros secretos de interiorista, suscríbete a nuestra newsletter.

[mc4wp_form id=”16386″]

Sin comentarios

Enviar comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.