Trucos para ahorrar en una reforma.

Trucos para ahorrar en una reforma.

La idea de reformar tu casa te ronda la cabeza pero te echan para atrás todas esas historias de terror que has oído contar a amigos y familiares; que si al final el plazo de ejecución fue el doble del acordado, que si costó el 50% más debido a “imprevistos”, que si la empresa de reformas abandonó la obra… ¡Historias para no dormir!

Puedes creernos, nuestros clientes nos han contado en primera persona relatos que hasta a nosotras nos han dejado sin palabras. Y como no queremos que te ocurra lo mismo vamos a desvelarte algunos trucos que si sigues al pie de la letra te ahorrarán muchos disgustos y también mucho dinero. Si quieres que tu reforma no se dispare y el presupuesto no se te vaya de las manos, apunta:

  1. Anticípate. Sin duda, lo más importante. Planificarlo todo bien; esa es la clave. Nada como tener todo bien atado antes de lanzarse a la aventura de reformar una casa para ahorrar miles de euros. Tener todo previsto de antemano, no sólo te ahorrará disgustos, también te ayudará a optimizar tu inversión. Piensa que los imprevistos en obra siempre son costosos de resolver; si localizas los problemas antes de empezar en vez de encontrártelos a medio camino, podrás hacer ajustes que te permitan resolverlos sin los temidos sobrecostes. Créenos, cuando una obra se dispara del precio pactado es porque no se ha planificado antes sobre el papel.
  2. No hay por qué dejar bonito lo que no se ve. No alicatar las traseras de los muebles en las cocinas, por ejemplo, ahorra varios metros de azulejo que puedes invertir en otra partida o en mejorar la calidad de las piezas que sí están a la vista.
    Tampoco es necesario alicatar íntegramente los cuartos húmedos. Piensa qué zonas son susceptibles de ser salpicadas por el agua y alicata sólo las paredes que preveas que van a ensuciarse más.
  3. Ajusta la albañilería a los muebles y no al revés. Muchas veces nos vemos obligados a encargar piezas de mobiliario a medida cuando es mucho más sencillo resolver la irregularidad de los huecos con pequeños ajustes de albañilería. Esto es muy útil en los baños, pero también puede aplicarse a otras piezas de la casa. De nuevo la planificación es tu gran aliada para el ahorro.
  4. Optimiza la envolvente. A veces no vemos más allá del ahorro inmediato, pero en muchas ocasiones éste se produce cuando empiezas a usar la casa. Si vas a reformar, plantéate seriamente mejorar la eficiencia térmica de la envolvente. Aunque de manera más progresiva, tu bolsillo lo agradecerá, y mucho.
  5. Valora los cambios desde todos los puntos de vista. Puede que tengas muy claro que quieres incluir una terraza en la distribución en la casa, por ejemplo, pero antes de lanzarte, analiza si el espacio que consigues es realmente útil. Cerrar una terraza haciéndolo bien, por ejemplo, es una inversión fuerte que no siempre aporta grandes beneficios. Echa un vistazo al post en el que profundizamos sobre este tema y analiza con calma si en tu casa ganas más de lo que inviertes o al revés.

Si estos tips han sido útiles pero aún así no quieres arriesgarte y prefieres contar con ayuda profesional, no dudes en ponerte en contacto con nosotras. Puedes ver los resultados de nuestros proyectos y echar un vistazo a los servicios que ofrecemos. Estaremos encantadas de ayudarte a conseguir un resultado premium y sin sorpresas.

REFORMAS-DE-DISEÑO_REFORMA-INTEGRAL-EN-EL-BARRIO-DE-SALAMANCA_SALÓN_7_R.jpgEstar-comedor. Reforma integral de vivienda en Madrid by R de Room

Sin comentarios

Enviar comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.